HORARIO L - V 08:00 - 18:00
GSI AMIANTO

RETIRADA DE AMIANTO

Retirada de uralita

La Uralita fue creada en el año 1900 por un ingeniero austriaco.

Durante los años 70 la uralita fue muy utilizada en nuestro país. Este compuesto ofrece una serie de características que, en aquellos años, funcionaba tanto de aislante, recipiente, cubiertas, tuberías, tejados, depósitos, tubos, canalizaciones, placas, paneles, chimeneas, colectores, jardineras…etc. Este compuesto ofrecía a los constructores y trabajadores unas condiciones muy amplias de durabilidad, impermeabilidad, dureza, ligereza…que además acompañaba con el precio del compuesto ya que era muy económico.

Cuando hablamos de la realización de una retirada de uralita hemos de tener en cuenta varios factores. Sabiendo de antemano que cantidad de uralita tenemos, en qué forma se presenta y a que altura máxima esta, podemos empezar ha hacernos una idea de como ha de ser su retirada.

Hemos de tener en cuenta que para realizar cualquier manipulación de la uralita los trabajadores han de seguir un protocolo muy exhaustivo por su seguridad. Dichos trabajadores siempre deben llevar la indumentaria adecuada que siempre será de usar y tirar y consta de: ropa interior, buzos, guantes, botas especiales y cubre botas también de usar y tirar. Además, es imprescindible que durante toda la actuación lleven puesta la mascarilla para evitar que cualquier fibra que pueda desprenderse en su desmontaje llegue a sus pulmones.

Retirada de Uralita

Un gran porcentaje de la uralita que actualmente tenemos en nuestro alrededor se presenta en placas. Dichas placas suelen estar situadas en tejados, cubiertas y techos. En estos casos tenemos diversos métodos de actuación según las condiciones en las que nos encontremos en el lugar de actuación.

Las cubiertas de uralita están situadas normalmente en naves industriales, granjas, almacenes, locales, recintos…etc. Dado que en estos lugares de manera habitual se encuentran seres vivos realizando alguna actividad (personal trabajando, animales en las granjas, objetos que finalmente van a ser situados en convivencia con seres vivos, plantas en viveros…etc.) es de vital importancia realizar su retirada lo antes posible. En estos casos dichas cubiertas deben de retirarse con la mayor de las delicadezas intentando que en ese momento la uralita genere el menor número de fibras posibles. Ya que hablamos de habitáculos que en su mayoría son de grandes dimensiones, deben utilizarse medios de elevación para la correcta retirada.

Los techos fabricados con uralita pueden encontrarse en cualquier tipo de vivienda, nave o estructura. Estos techos de uralita son peligrosos y perjudiciales para la salud ya que tienden a tener una larga durabilidad y por tanto no son renovados con el paso del tiempo. La uralita, a medida que pasan los años tiende a disgregarse en pequeños trozos, polvo o fibras que son inaladas por los seres vivos.

Si ya de por si la uralita es un compuesto perjudicial para la salud pensad por un momento lo que puede suponer mantener agua estancada en un depósito de este material que posteriormente va a ser consumido por seres vivos ya sean personas, animales o plantas y cultivos. Los depósitos son de fácil retirada ya que simplemente debe realizarse una recogida, tratamiento para su trasporte y el tratamiento final del residuo. Estos depósitos siguen encontrándose en muchas viviendas antiguas en las que hace años se instalaron.

Los tubos de uralita han sido muy utilizados en innumerables obras y construcciones. Los tubos o tuberías de uralita se encuentran hoy por hoy en muchas viviendas y sistemas de abastecimiento de agua. La retirada de este compuesto en forma de tubo o tubería puede ocasionar para los clientes más trastorno ya que de manera habitual se encuentran tras paredes y supone romper y descubrir en todo su recorrido. Además, hay que tener en cuenta que cuando rompemos una pared o tabique para descubrir hay que tener un mayor cuidado para que la uralita no resulte dañada ni fragmentada ya que de ser así resulta mucho más perjudicial.

Las canalizaciones realizadas entre los años 70, 80 y 90 en España también tienen un gran porcentaje en el que se utilizaron con compuestos de uralita. Dichas canalizaciones son innumerables y muy complicadas de contabilizar, por ello cuando son detectadas es muy importante proceder a su retirada y no dejarlas en el olvido.

El principal objetivo a la hora de una retirada de una bajante de uralita es tener identificado el recorrido de la bajante. En el caso de que sea interior hay que descubrirlo, y en el caso de que sea exterior ver su recorrido y valorar si es necesario un descuelgue por parte de los técnicos para poder realizar la retirada.

Este tipo de tuberías pueden estar a cualquier altura y hay que valorar el medio de elevación a utilizar en caso de que sea necesario.

Cuando hablamos de tuberías, tubos, canalizaciones o bajantes no debemos olvidarnos de los colectores. El tema de los colectores es mucho más peliagudo de lo que pueda parecer ya que en una tubería puede haber diversos “empalmes” o “colectores” hechos de uralita sin necesidad de que la tubería sea de este compuesto. Con esto queremos decir que en su momento se colocaron tuberías de PVC o de plomo con colectores de uralita. La detección de este tipo de colectores es muy complicada y precisa de una supervisión técnica y una precisión que solo puede dar personal cualificado para ello.

Como ya hemos comentado anteriormente la uralita se llegó a fabricar hasta en más de 3000 formas diferentes. Es un compuesto que actualmente está causando más de 100.000 muertes anuales y una de las causas es que dicho compuesto este fabricado en formas de uso cotidiano como los ya mencionados depósitos o en este caso que hablamos de chimeneas. La uralita se ve perjudicada por innumerables condiciones atmosféricas como la lluvia, los terremotos, los cambios de temperatura, el fuego…etc. Resulta muy perjudicial cuando este compuesto libera las fibras que finalmente terminan en nuestros pulmones.

En los años donde la uralita estaba siendo más utilizada muchas instituciones públicas también hicieron uso de ella. En muchos barrios y municipios de España se colocaron jardineras fabricadas de uralita. Dadas las condiciones que este compuesto ofrece se creía ideal para aguantar las condiciones medioambientales de la calle. En ellas se han plantado desde arbustos decorativos hasta árboles frutales que posteriormente se colocaban en rotondas, calles, medianas…etc.

¿Quieres saber cuánto cuesta quitar su uralita en Madrid, Granada, Cantabria, Barcelona, Ávila, Zaragoza, Soria, Salamanca, Murcia, Jaen, Cuenca, Cáceres, Badajoz, Albacete, Valladolid, Valencia, Segovia, Toledo, Palencia, Guadalajara? Solicite presupuesto sin compromiso alguno.



Profesionales la retirada de uralita, en Amianto/Asbesto



Img
Copyrights © 2016 GSI AMIANTO | Todos los derechos Reservados.