HORARIO L - V 08:00 - 18:00
GSI AMIANTO

RETIRADA DE AMIANTO

Retirada de Fibrocemento

Vamos a comenzar indicándoles a todos nuestros clientes que el fibrocemento es una mezcla de cemento y fibras de amianto o asbesto. Este compuesto generado se utilizó en nuestro país durante más de 90 años, concretamente desde 1900 que fue creado hasta 1990 que fue prohibido. Durante todos estos años se ha utilizado en innumerables obras de construcción ya fuesen de albañilería, fontanería, obras públicas, jardinería…y muchos puestos laborales. Nunca se tuvo en cuenta el perjuicio para la salud que podía llegar a ocasionar. Cuando los efectos de las fibras de asbesto fueron notables y visibles se procedió a su prohibición, pero para muchos trabajadores y seres vivos en convivencia con este, fue demasiado tarde.

Hay una cifra verdaderamente alarmante ya que los expertos esperan mas de 1400 muertes entre 2017 y 2020 por cáncer por mesotelio. Este tipo de cáncer, generado al 100% por las fibras de amianto o asbesto, puede no dar su verdadera cara hasta una edad muy avanzada. De hecho, hay testimonios de esposas e hijos que jamás trabajaron ni tuvieron contacto con amianto y que finalmente han desarrollado la enfermedad. Una de ellas indicaba que solo se dedicaba a lavar la ropa de su cónyuge cuando llegaba a casa. Este tipo de testimonios e historias son las que deben concienciarnos que estamos en peligro.

Gran parte del amianto manipulado en nuestro país esta en forma de placas. Este formato permitía ser usado en techos, tejados, cubiertas, paneles…etc. En los años en los que se utilizaba era uno de los más cómodos ya que económicamente era muy barato y además ofrecía unas características muy amplias de durabilidad e impermeabilidad. Las placas de fibrocemento pueden encontrarse a diferentes alturas ya que fueron usadas tanto en casas bajas o cobertizos como en edificios de mucha altura.

Las retiradas de placas de fibrocemento han de realizarse de una manera muy minuciosa ya que en su manipulación puede generar la rotura o liberación de fibras de asbesto. También hemos de tener en cuenta la altura, y dependiendo de esta, el medio de elevación necesario para poder realizar el trabajo. Si nos imaginamos una nave en la que la altura máxima es de 8 metros debemos tener preparada una tijera de un mínimo de esta altura. Si hablamos de un aislante de fachada de un edificio seguramente tendremos que utilizar un método de descuelgue en el que los trabajadores, a través de líneas de vida, puedan realizar una retirada de fibrocemento.

En España, en los años de mas uso del fibrocemento y la falta de agua en muchas casas (bien por las sequias estacionarias o bien por la falta de sistemas de tuberías) se desarrollaron los depósitos de fibrocemento. Depósitos que fueron colocados en despensas, sótanos, jardines e interiores para la acumulación de agua y su posterior consumo. Si en los casos comentados anteriormente valorábamos el peligro en este caso aumentamos dicha preocupación ya que el consumo de esta agua estancada y en contacto directo con el asbesto era para el consumo de los seres vivos (animales, seres humanos y plantas y seres vegetales). Es de vital importancia que entendamos que estos depósitos deben ser retirados y posteriormente destruidos y aun mas importante hacer entender a todo el mundo que este compuesto esta en desuso y que no debe manipularse ni utilizarse para ningún fin que no sea su retirada, y si fuese este el caso la manipulación para su extracción debe realizarla un técnico especializado.

Otra de las formas que ha obtenido el fibrocemento y que han sido muy utilizadas y solicitadas han sido: tubos, tuberías, canalizaciones, bajantes y colectores. Estamos en el mismo grado de importancia que cuando hablábamos de los depósitos. En calles, viviendas y edificios podemos encontrar sistemas de abastecimiento de agua realizados con tuberías de fibrocemento. En muchísimos municipios de España fueron colocados estos formatos. Debemos tener en cuenta que la gran mayoría de estas tuberías y colectores no están visibles ya que fueron incluidas en la obra de inicio y por tanto hay que romper paredes y levantar suelos para su retirada.

Además de todo lo anteriormente citado debemos tener muy presentes a los colectores. Esta pieza realizada de fibrocemento era incluida en numerosas reparaciones de sistemas de abastecimiento de agua. Lo malo de este tipo de arreglos es que muchas veces se realizaban sobre tuberías de PVC o de plomo incluyendo estos empalmes y por tanto podemos creer que tenemos un sistema de tuberías en casa de PVC y que contengan colectores de fibrocemento.

Cuando vamos a realizar una retirada de tuberías, bajantes o colectores de fibrocemento se corre un peligro adherido al que ya conlleva por si misma la retirada, y es que tenemos que romper y descubrir paredes y en ninguna circunstancia el fibrocemento debe ser roto, troceado, partido o similar. Cuando rompemos cualquier pieza que contiene fibrocemento automáticamente se liberan fibras de asbesto que es de lo mas perjudicial que nos puede ocurrir en una retirada.

Si miramos nuestro alrededor podemos ver fibrocemento en los sitios que menos pensamos que puede estar. Chimeneas y canalones de fibrocemento siguen colocados en numerosas viviendas, naves y edificios. Este fue otro de los formatos en los que podemos encontrarlo. Los sistemas de canalización de agua de una casa son muy comunes y en muchos de ellos permanecen los que se colocaron de este compuesto. Al igual que los canalones, las chimeneas se pusieron de este compuesto dada su durabilidad y su aguante a temperaturas y cambios atmosféricos.

Todos aquellos residuos de fibrocemento que tengamos a nuestro alcance deben ser retirados y posteriormente destruidos. No podemos seguir poniendo en peligro nuestra salud y la de los que tenemos a nuestro alrededor. Hemos hablado de algunas de las formas que este compuesto adopto, pero tenemos que tener en cuenta que el fibrocemento fue fabricado de mas de 3000 formas diferentes. Varios de los que no hemos hablado y también podemos encontrar en nuestra sociedad de hoy en día son: las jardineras, podemos encontrarlo en muchos sitios como aislante o saneamientos. No olvidemos que este compuesto es un causante de muerte por una de las peores enfermedades del mundo y por tanto debemos quitarlo del alcance de todos.

 

Empresa de fibrocemento en

Zaragoza, Valladolid, Valencia, Soria, Segovia, Salamanca, Toledo, Palencia, Murcia, Madrid, Jaen, Guadalajara, Granada, Cuenca, Ciudad Real, Cantabria, Cáceres, Barcelona, Badajoz, Ávila, Albacete y todo el territorio nacional.

Máxima profesionalidad y seriedad.



Img
Copyrights © 2016 GSI AMIANTO | Todos los derechos Reservados.